Brutal cabreo de Pau Gasol que le cuesta la técnica… ¡a él y a Scariolo!