Lituania noquea a Serbia en un final de infarto (64-67) y se cita con España por el oro