¡Qué máquina de meter triples! Belinelli monta su fiesta privada en el primer cuarto