Grecia gana a Bélgica sin forzar la máquina (75-54) y se clasifica para cuartos de final