La rocambolesca jugada de España que termina en un mate de Polonia