Mirotic saca la garra encestadora para no dejar escapar a Polonia