¡Kuzmic corre por el carril central y machaca el aro italiano a una mano!