Gallinari vuela a por el rebote, lo atrapa, y con Pleiss encima... ¡anota y saca falta!