¡Vay gorro! ¡Gobert vuela en la pintura para frenar en seco el gancho de Gortat!