¡Boris Diaw baila en la pintura, marea a su defensor y anota a aro pasado a una mano!