¡Un aficionado finlandés y su gran bigote le ponen color a las gradas de Montpellier!