¡Finlandia ve el aro como una piscina! ¡Huff y Salin las clavan de ocho metros!