Lo se lleva un golpe en la entrepierna a saque de Güler... ¡no apto para sensibles!