¡Zoran Dragic, hasta la cocina! Espectacular penetración para terminar anotando