Grecia - Bélgica, íntegro y a la carta