Dragic empieza arrasando: ocho puntos en los dos primeros minutos