Amaia se porta muy bien y eso tiene su recompensa: se convierte en la princesa de India