Sin miedo y con ayuda Loveth logró escapar de la explotación sexual