Elisa: “En Atenas nos esperaban, un señor nos llevó a una calle llena de prostíbulos”