Olga: "Mi primer cliente era un señor de familia y yo estaba muy borracha"