Marcela: "Antes de trabajar me ponían tres rayas y me daban una copa de whisky"