Pedro García Aguado: "En Magaluf todo se mueve por intereses económicos"