El piso más claustrofóbico: 15 m2 donde "no puedes mear ni de pie"