Las quemaduras de un disfraz inflamable: "Mi hija quedó como un monstruo"