El Ministerio del Interior reconoce su error en el listado de desaparecidos españoles