J.L. Montes Toyo: el sacerdote de los nobles que se apoderó de una millonaria herencia