“La vida nos ha cerrado todas las puertas y esta era la única alternativa”