El Hospital de Ibiza se ve obligado a habilitar camas para poder hospedar y contratar médicos