Rocía los coches de sus vecinos con ácido y los anima a denunciar a su hermano y a su madre