Katia ha pasado 33 veces por la misma intervención: “Podría haber muerto”