El fundador de una empresa cárnica: “En los 90 a la vaca gorda le llamaban buey”