El tráfico de monos, un problema de salud y una práctica ilegal habitual