Un despacho de abogados inglés: “Si la persona nos convence, tramitamos la reclamación”