Francisco tiene su casa apuntalada por culpa de una fuga de agua