Lujo en la Costa Brava: 25.000 euros a la semana por una mansión que no le falta detalle