Huevos de pato podridos: el manjar asiático prohibido en toda Europa