La Guardia Civil afirma que uno de cada cinco talleres que registra es ilegal