Francisco Soler encontró dos bichos en el menú de su hija, ingresada en el hospital