Cristina recibe una orden de desahucio que era para su vecino... y acaba perdiendo 10.000 euros