Javier Arroyo, director de Diverxo: “El servicio tiene un ritmo muy frenético”