Singapur, Londres y Madrid esperan al 'Xef' para enfrentarse a nuevos retos