José no aguanta la presión y se marcha a Tenerife "unos días"