Con todo lo sufrido, mejor plantarse