Javier, un triatleta que pone las cosas difíciles al cubo