Sara Carbonero tiene mucha destreza con las manos