Luís García entró con ganas en El Cubo