Una canasta que le despidió de vacío