Una torre para llegar a Eurodisney