El Cubo gana de nuevo