Svetlana deja a Marcos y Marian sin dinero pero con una buena melodía